Poncebos-Ondón-Cuetón… Fin del mundo

Se acaba el verano, y lo que es peor, la jornada continua (seguro que ahora en septiembre hace un tiempo fantástico en compensación por julio). 

Así que hay que aprovechar sobre todo los fines de semana para salir a corretear (y morir) por el monte. 

Hay que decir que nada más espectacular que ver amanecer en Picos. Que el amanecer te pille subiendo por Camarmeña, y puedas disfrutar del Urriellu desde un mirador único.

Nadie dijo que sería fácil, y empieza a parecer que Jorge R. quiere acabar con nosotros… ¡Pero no lo conseguirá! 😂


(La cabra piensa… “¡No tiene ni idea de lo que le queda por delante!”).

Anuncios

¿Que por qué apuntarte a Carrerillas? 

El 10 de septiembre el equipo Cafes Toscaf GMEA organiza una carrera benéfica nocturna en Callezuela de Illas. Si todavía no estás inscrito, y tienes dudas de si ir, aquí tienes unas cuantas razones:

– Porque es por una buena causa, este año todo lo recaudado irá a parar a una niña que se llama Xana. En su facebook, tienes toda la info.

– Porque la camiseta mola. Y te la puedes llevar, por ejemplo, a NY. 

– Porque después de la carrera, hay fartura, que ponen los de La Tenada del pueblo, si no los conoces… No sé a qué estás esperando.

– Porque hay dos distancias, 15km competitiva, y 9km no competitiva, así que si crees que no la puedes acabar corriendo, puedes hacer la corta andando. ¡Ah! Y si quieres ir al fondo del pelotón, allí estaré yo para darte conversación (voy de cierre) 😌😌.

– Porque… ¡Es posible hacer podio! Vale que tienes que correr 15km y de noche, pero si te lanzas, no es algo imposible, ¿que no? Allí hice yo mi primer podio el año pasado.


– Porque al ser de noche y por el monte, si ligas, lo de tirarte a un bardial… ¡Es pan comido! 😁😁😁

¿Necesitas más razones? No me lo creo… 

¡Nos vemos en Illas! 

P.D. Inscripciones aquí

Agosto… 

Ya lo se, tengo el blog totalmente abandonado, pero qué queréis, la jornada reducida, y este tiempo que parece verano, no dan para muchos post. 😊

Haciendo resumen del último mes, ya se me han casado Raquel y Sergio, el sábado tuvimos una celebración a lo grande, con solazo incluido, muy bien contratado, si señor. 


Por fin nos hemos sacado un millón de fotos juntas, en compensación por 7años de sequía fotográfica… 😬

También he salido bastante de monte (a posturear por supuesto) y por primera vez, a hacer de guía a varios amigos.

La cara de felicidad de Pablo en lo alto del Pienzu (aunque la niebla no nos dejó sacar la foto ideal) no tiene precio.

Además han pasado los J.J.O.O… ¡Y sus memes! Tenía que haber hecho un post con los mejores…

En fin, que ha pasado Agosto y ni me he enterado.

Libros del Comisario Harry Hole

Si algo tiene el verano, al menos para mi, es que aprovecho a leerme todo lo que cae en mis manos (intentando recuperar el tiempo en el objetivo de leer 50 libros en un año). 

En la Semana Negra (sí, voy a la Semana Negra por los libros) me tropecé con las primeras novelas de la serie policiaca de Harry Hole, escritas por Jo Nesbø y que cuentan las aventuras (y sobre todo desventuras) de un policía noruego con problemas con el alcohol, aunque muy avispado cuando consigue estar sobrio…

  
Cada novela desarrolla un caso concreto y todavía no he conseguido resolver ningún crimen antes que el prota (estilo Agatha Christie vamos), pero si buscas alguna lectura playera entretenida… ¡Te los recomiendo! Además en Amazon tienen los 5 o 6 primeros de la serie de oferta a 5,95€… Vamos que ¡no tienes excusa!

DesafíOSOmiedo

Por primera vez he abandonado una carrera. Vale que no llevo corriendo mucho, ni he corrido una gran cantidad de carreras pero me ha quedado un sabor agridulce, y la verdad, estoy un poco decepcionada conmigo misma (y también triste). 

Admito que hizo más calor del que yo esperaba, que conocí finalmente al Hombre del Mazo, que llegué ya mal a la Farrapona y que me desmoralizó que no hubiera agua en ese avituallamiento (!!!), ni tampoco amigos cercanos que yo pensaba que estarían allí… (Al menos algún compañero del equipo me salvó regalandome agua que llevaba en la mochila).Y subir Bígaros ya fue simplemente horrible.

 
Pero ciertamente, puedo poner todas las excusas del mundo, pero ya llegaba poco convencida de poder terminar. Me he pegado unas muy buenas vacaciones de las que no me arrepiento (porque al final las vacaciones estan para eso) pero obviamente no llegaba ni mucho menos al 100% para la carrera. Y lo peor es que me faltaba la cabeza. 

Cuando en Traveserina decía que iba a bajar de las 9horas, mucha gente no me creyó, o pensaba que estaba sobreestimandome, mientras que yo lo tenía tan claro como que mi coche es azul.  El viernes pensaba que en buenas condiciones quizás podría acabar. El sábado me di cuenta que no estaba preparada ni mentalizada. 

Supongo que de todo se aprende. Y ahora volveré a entrenar con ganas, y sobre todo a disfrutar, que en el fondo, es la razón por la que empecé a correr por el monte. Creo que las últimas semanas he perdido un poco el norte, o el objetivo final de todo esto, y ahora solo toca volver a centrarse. 

Al menos, pude disfrutar con el Cafés Toscaf GMEA del podio por haber ganado la Maratón por equipos, y creedme que solo por eso, el fin de semana ¡mejoró un montón!