Librería Paradiso y otros rincones

Llevo dos años y medio viviendo en Gijón y me he tenido que enterar por Fb de que existe la librería Paradiso en Gijón. Es una librería de esas antiguas, con las paredes llenas de estanterías y libros amontonados por todos lados, en las que no hay un hueco desaprovechado. No sé como encontraran los libros que buscan, aunque seguramente, algún orden dentro del caos, haya. 

Siempre he pensado que si algún día me compro una casa, la tendré así, llena de libros. 

Y otro de esos sitios que descubrí hace nada, ha sido una tienda de preservativos. En Gijón y no es coña. No tengo ni idea de qué la diferencia de una farmacia, ni siquiera la pillé abierta, pero los gijoneses me dejan anonada con estas cosas… Jejeje 

  

Anuncios

Vuelta a los entrenos

El fin de semana pasado nos lo tomamos de descanso, y aunque he de admitir que es tentador no hacer nada, este nos lo hemos pasado en el monte.

No llevo nada en el mundillo así que casi todo es nuevo para mi. Si ayer estuvimos entrenando por Somiedo (con alguna vuelta extra incluida) hoy tocaron las Ubiñas. 

  

Cuando llegamos al puerto de la Cubilla para arrancar y el termómetro marcaba 5grados la verdad que pensé que porque no me habría quedado yo en Gijón tomando el sol. 

 Los sitios que veíamos cuando se iba la niebla, consiguieron quitarme las ganas de estar tumbada sin hacer nada.

Además pudimos animar a lo corredores del Trail de las Ubiñas, y ver los toros desde la barrera, de vez en cuando, está muy bien. 

Lo mejor de todo, fue la compañía. Lo que nos hemos podido reír. Cada vez estoy más convencida que lo mejor de las carreras, son los entrenos.

  

Descansando que es gerundio

Este fin de semana me lo tomé de descanso. Con toda la tranquilidad del mundo. ¿Puede haber algún placer mayor que levantarte cuando te lo pide el cuerpo y desayunar (y redesayunar) fuera?

No hablemos ya de tumbarte al sol a leer, conseguir cenar (¡por fin!!!) en el Padrino, o salir a tomar cócteles. 

  
Siempre he pensado que una de las razones por las que confío tanto en mi misma, son mis padres, que siempre me apoyan aunque piensen que estoy loca en prácticamente todo. Así que no os imagináis lo mucho que significa que mi madre se calce unas mallas y se venga conmigo a la carrera de la mujer.

 

 Seguramente podríamos haber ido más rápidas. Pero esta vez solo se trataba de pasarlo bien. 

  

La carrera de la mujer es la carrera más machista de España

El año pasado fui a esta carrera por primera vez pensando que podría correr, y no solo fue casi imposible (es una carrera de señoras que pasean) sino que además, la bolsa del corredor me ofendió sobremanera. Este año, repito por hacer algo así con mi madre, aunque sigo creyendo que esta carrera es un engaño, ya que se llama la carrera de la Mujer, y simplemente, encadenan todos los tópicos y estereotipos existentes.

Supongo que en sus inicios, el objetivo si era el de ayudar a las mujeres con cáncer, pero creo que ese ideal se perdió hace bastante tiempo. ¿Que no?

  
En la bolsa del corredor hay leche, mayonesa, aceite, una receta… (WTF!!!!), promociones para depilarme, y algo que me mató el año pasado… El “Hola! Fashion”. Vamos que si soy mujer me interesa cocinar, estar mona y bien depilada, e ir a la moda. Os juro que no hay nada relacionado con el cáncer. Y si pensáis que exagero, ojito a la linternita que te dan…

   
¡Ah no! Que cuando lo abres es un cacao de labios… 😓😓😓

En fin, espero al menos disfrutar de la experiencia con mi madre. A ver si el tiempo nos aguanta.

Cosas que pasan en carrera…

Siempre digo que me pasan cosas absurdas, pero es que es totalmente cierto. 

El sábado en plena carrera, entre Sotres y el Jitu Escarandi me paró un corredor para pedirme…¿qué? ¿Qué puedes pedir en medio de una carrera en pleno monte? ¿Sales, barritas, geles…? Pues me pidió un cable miniusb para un cargador de un nokia, porque se había quedado sin batería… Mi cara de póker tuvo que ser de órdago, aunque por supuesto le dije que justo ese día, me había olvidado los cables…

Además, lo de invitar a mis padres tuvo el efecto moral de darme un subidón. Pero cuando llevas a unos padres no  acostumbrados a tener una hija deportista, no estan acostumbrados a dar ánimos. Así que la primera frase que me dijo mi madre al verme fue “el primero ya pasó por aquí hace 3horas” y después (¡cómo no!) “Pero vaya como traes las piernas!!!”. Ah, no llegaron a verme entrar en meta a tiempo, porque pararon a comprar queso Cabrales en Tielve, pero oye, yo se que en el fondo me quieren jejeje

  

Octavo objetivo cumplido: Correr una maratón de montaña

Traveserina 2016… “Ta acabá”. 

Debo de ser la única que no se había fijado que la Travesera “ta fecha” y la Traveserina “ta acabá”. 

  
Hace meses que me preparaba para correrla, y quizás por exceso de confianza,  pensé que sería más sencilla. Además no conocer el 100% del recorrido fue un fallo garrafal. 

¿Las sensaciones? Malísimas al principio, hasta el Urriellu de ir con la lengua fuera. Al menos allí me encontré con varios amigos y pude charlar un poco y reponerme (Muchas gracias Charlie y Silvia!). A partir de ahí, hasta Sotres bien, quitando el repecho de entrada al pueblo… Pero llegar a Sotres y ver a mis padres y tios animandome… ¡No tuvo precio! 

  
El siguiente tramo, entre Sotres y el Jitu Escarandi, era el que no conocía, y pequé de ilusa pensando que sería sencillo. Al menos, cuando peor me encontraba (mentalmente hablando) me junté con el equipo del Valle del Turón Trail Running, y me fueron dando conversación y animándome… (¡Muchas gracias equipo!) 

  
En ese último avituallamiento, y con más de 3horas por delante para el último tramo, decidí por fin descansar un poco y comer. Estuve charlando con un par de compis del equipo y saludé a mis padres otra vez (si viste a los domingueros con las tortillas y empanadas, ¡esos eran!).

Al final, y tras 8horas y 46min… Llegué a meta. Y sí, las sensaciones son indescriptibles. Aunque tengo muchas mas secuelas de las que pensaba… Se que en cuanto vuelva a estar al 100% (física y anímicamente) seré consciente de lo que he conseguido. 

El broche al fin de semana fue ser campeones por equipos de Traveserina… ¡Y poder subir al podio con mis compañeros! ☺️☺️☺️

  
De momento solo tengo las fotos de Charlie Bre… ¡Muchas gracias! 

807

Pues si. La suerte está echada, y ese será mi número…

dorsal traveserina

Se que es la hermana pequeña de Travesera, y a muchos os parecerá una tontería… Pero recordad donde estábamos hace un año. 

  
14km que costaron tanto como un parto. 

Me siento como en plena época de exámenes, estoy lista y lo llevo todo bien preparado, pero por favor… ¡Que empiece ya!