“Hallelujah” en Oviedo

Ayer descubrí este video gracias a Ramón Rubio. 

Alumnos de la Escuela Internacional de Música versionando el “Hallelujah” de Leonard Cohen, que fue Premio Príncipe de Asturias en 2011. Empiezan a promocionarlo ahora que no falta ni un mes para los Premios Princesa de Asturias de este año. 

Si echas de menos Oviedín, o simplemente, esa canción te pone los pelos de punta… Dale al play y disfruta. 

Bagá

A veces ir a una carrera solo a animar, tiene la ventaja de que te permite conocer algo la zona. 

Bagá, sede de la Ultrapirineu es un pueblo cuya parte antigua tiene un encanto especial. Además, en pocos sitios ha sido la gente tan maja, me dejaron asombrados con la simpatía de la gente del pueblo, que seguramente en Asturias, estarían quejándose por tanta gente allí… 


Por supuesto el entorno era para enamorarse… 


Al menos mientras duró el sol, porque cuando llueve en Bagá, diluvia.


No se cuanto tiempo hacía que no me pasaba un rato jugando a las cartas… 

Si algún día pasáis por la zona, acercaos también a Gósol. No saqué ninguna foto, pero es como que el tiempo se ha detenido en aquel pueblo antiguo. Y tendréis a tiro de piedra el Pedraforca. 


Otra opción es correr los 110km de la carrera, pero oye, eso ya lo dejo para cada uno. 

Todo en la vida es relativo

No sé si os he hablado ya de Ana Azpilicueta, una trailrunnera a la par que “dibujante” que tiene una tira en la página de Carreras de montaña que se llama “Trail del viernes” y añade un punto cómico a muchas situaciones habituales del trail.


El caso es que la de hoy me ha llegado al fondo de la patata. 

En julio, fui al dentista, y después de una sesión de dolor, le pregunté si al día siguiente podría correr. A lo que me contestó que claro que sí, y muy majete, me preguntó que si corría mucho. 

Mi respuesta fue “Bueno, depende de lo que consideres mucho”.

Le hizo gracia la respuesta, y le dije que lo máximo que había corrido era una maratón de montaña, a lo que se quedó anonadado, y me preguntó que por qué pensaba que eso era poco. Como se nota que no está metido en el mundillo. Je je. 

Ayer que volví de “visita” se acordó de mi como la-chica-que-corre-maratones-pero-no-eso-no-es-mucho. Y la tira del Trail del Viernes de hoy, me lo ha recordado. 

Luego ves a la gente que va al Tor des Geants, 330km, y con 7días para correr y piensas… 

¡Si es que no corro ná! 

Reencuentro OT 15 años después

Madre mía, hoy me pasaron este artículo de Verne, en el País, en el que hablan del reencuentro de OT, de la primera edición. Todo viene a raíz de que se han reencontrado Bisbal y Chenoa, que no habían vuelto a verse desde la ruptura, y lo han publicado en Instagram… 

Y a lo tonto, hace 15años de OT. ¡Que estaba empezando el Bachiller y todavía no podía ni entrar a la Real de forma legal! No se vosotros, pero yo me tragué esa primera edición de principio a fin. Si me acuerdo que mis padres contrataron Imagenio y podía ver el Canal 24horas… Y los resumenes, las galas, los cedeses… 

Chenoa y Bisbal ahí enamorandose en directo cantando “Escondidos”.

Todos cantando “Mi música es tu voz”… Esos looks todos taaaan jóvenes, Rosa que era 3 veces lo que es ahora…

Madre del amor hermoso. Me he vuelto a sentir una quinceañera un ratin. 

¡Me voy a un karaoke!

“Mamá, quiero ser artista”

Tengo un problema con las cancioncillas que se me quedan pilladas… No puedo evitarlo, es escuchar una canción en la radio, apagar el motor del coche, y tirarme 8,5horas en la oficina pensando en si me llevas en tu bicicleta, y en si Piqué al final abandonará Barcelona. 

Y en carrera es todavía peor, el domingo, antes de llegar sonó la última canción de Juan Magan (que como os imagináis me cae como el culo y no me gusta) y ahí me pasé 6horas de carrera inventando, porque como solo me salía la melodía, iba probando posibles letras que encajaran… Un dramón (y no di ni una). 

Me acuerdo que en Traveserina me pasé horas con Melendi sonando en mi cabeza, no me preguntéis por qué… Otras veces me descubro en la oficina no solo canturreando sino también bailando ligeramente algo, y si voy en coche, obviamente ya es karaoke puro y duro. 

Está claro que lo mío es ¡una vena artística frustrada!

Un consejo. Nunca me llevéis a un karaoke. Es más, nunca me llevéis a un karaoke borracha. He dicho. 

Y los 30 objetivos… ¿qué?

Prometo que no me he olvidado, pero he llegado a la conclusión de que hay vida una vez llegados los 30… (O eso dicen jejeje). 
El caso es que por uno o por otro no he tenido tiempo de contar varios que ya cumplí. Así que voy a hacer un mini resumen de los que doy por cumplidos:

– Hacerme un tatuaje/piercing. La verdad es que no encuentro una razón o algo que de verdad me guste para tatuarme, unas letras chinas que pongan sopa, o el nombre de mi gato no me parece suficientemente importante, así que hasta que encuentre algo que de verdad merezca la pena tener grabado para siempre (casi fijo que la gente también se tatúa después de cumplir 30) pues me doy por satisfecha con la calcomanía que no dieron en Somiedo con el perfil de la carrera (y podéis estar seguros que quitar todos los trocillos me costó tanto como el láser para quitar tatuajes!!!)


– Hacer un viaje totalmente sola. Allá por semana santa estuve unos días por el País Vasco y por Navarra sola. La experiencia en sí no estuvo mal, aunque la verdad en la era actual, estás en contacto con mucha gente solo con el móvil. Es una idea que tendré que desarrollar mejor en el futuro… 😏


– Bañarme en pelotas en el mar. Mallorca, verano, playa… Lo sorprendente es no haberlo hecho antes. Sorry, de este ¡no hay foto!

– Ir a un parque de atracciones. Supongo que la rara soy yo porque nunca me han llamado la atención. No te digo yo que no, pero al final en Mallorca acabamos en un Aqualand, que al menos para mi, ya vale…

Diréis que hago trampas, pero ay amigos, mi casa (o mi blog/mis objetivos) ¡mis normas!