El lupanar checo

Uno de los peligros de FB (a parte estar cotilleando y que se te vaya un like a donde no es) es el apartado de “Un día como hoy” en el que puedes ver dónde  estabas, o qué estabas haciendo ese mismo día de hace unos años.

Resulta que hace un par de años estábamos, Vir y yo, visitando a Amanda en Praga. Las fotos en sí no tienen desperdicio.

Pero si hay una historia de ese viaje que merece la pena contar, es la del lupanar checo. Veréis, Amanda como buena anfitriona, se informó de que existe un barco anclado en el Moldava, que es además una sauna, y que está abierto en invierno (recordad, era febrero).

No me preguntéis porqué, pero me llevé el flyer del chiringuito, y así podéis haceros una idea. Lo bueno es que al tener esa pared de cristal que se ve en la imagen, estás en la sauna, de noche mirando al Castillo de Praga. ¿Puede ser más idílico?

Virginia, por alguna razón, se olvidó el bikini, así que le pidió uno a Amanda, a lo que esta le contesto, que solo necesitaba la parte de abajo, que en República Checa, se ponen una toalla por encima y van en topless. Virginia (como yo) prefirió ponerse las dos partes por si las moscas (que Amanda, es Amanda 😂). Así que allí que nos plantamos las tres, convencidas de pasar una tarde de spa.

Los comienzos fueron sospechosos, ya que el “vestuario” era común, pero como solo estábamos nosotras, no hubo problema. De ahí pasamos a la “sala de relax” donde había unas tumbonas de playa tiradas en una sala pequeña, y por una puerta llegabas a la sauna. La sauna es exactamente lo q se ve en el flyer en la foto de la derecha. Unas escaleras de madera para sentarse, una chimenea de la posguerra y eso sí, la pared de cristal para ver el Castillo. 

  
(Acabo de descubrir que el chiringuito tiene web.) 

Así que, nos sentamos en la sauna, y cual no sería nuestra sorpresa, cuando el chico sentado al lado de Virginia, se levantó, dejando caer la toalla y quedándose totalmente en pelotas, tras lo que se puso a hacer estiramientos. Muy natural todo. Poco después, salió de la sauna con un amigo, pasando por la sala de relax, y salieron al exterior, donde unas escaleras les permitían bajar a una plataforma para tirarse al río Moldava (de nuevo, en febrero). Además esa plataforma estaba justo delante del cristal de la sauna, por lo que los chicos, obviamente desnudos, se tiraban a la vista de todo el mundo.

  
La foto la he encontrado en google, pero era exactamente eso. Como os imagináis nosotras ahí ya no parábamos de reirnos. Desde luego el Spa era 5 estrellas. 

Eso sí, al final Amanda y yo nos atrevimos a meternos en el río a darnos un chapuzón (sin meter el pelo, por supuesto, que ese río muy limpio no parece), pero con el bikini puesto. 

  
La famosa plataforma. Lo cierto es que si buscáis en google “Lazne na lodi” y vais a imágenes, creo que queda claro que sí, aquello era un lupanar. 

Anuncios

Paseos findesemanales

Este finde ha sido un finde de frío exagerado, lo que ha hecho que por una vez me lo tomase con tranquilidad (deportivamente hablando). Ayer toco paseín por el pueblo, aprovechando una tregua de la lluvia (y del diluvio).  Dando la vuelta me encontré con el arcoiris, y lo peor es que casi me lo pierdo por ir en sentido contrario (Según Raquel de ahí puedo sacar una lección vital seguro).

  
Hoy aprovechamos la mañana para sacar fotos al BarroTrail de Deva, (vaya frío que hacía) aprovechando una carrera en casa que no corríamos. 

Y ahora de tarde he subido hasta el Elogio del Horizonte dando un paseín. 

La verdad que con el frío y el temporal Gijón sigue estando precioso.

  
  

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo

Decía Einstein que “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Si algo aprendí el año pasado es, que salir de mi zona de confort me puede llevar a descubrir sitios y personas increíbles.

  
Últimamente estoy atascada (mentalmente hablando) en uno de esos momentos en los que no sabría decir si estoy siguiendo el camino correcto, o solo el cómodo. 

Quizás, en algún momento, todos deberíamos frenar, pararnos y pensar, porqué hacemos las cosas, porqué estamos donde estamos, y si a la larga, esto es lo que queremos. Hace dos años, tomé decisiones radicales, no solo fue la dieta, o empezar a hacer deporte, me arriesgué a cambiar de empresa y todos esos pequeños (y grandes) gestos han conformado a la persona que soy hoy. 

Creo que mi atasco viene de buscar el cambio continuo, y que a punto de cumplir los 30, creo que me estoy “apalancando” y aunque no lo parezca,  asusta… Y además, no me apetece. Pero a lo tonto, se me pasa el tiempo volando, y apenas soy consciente de las semanas, por lo que quizás frenar, parar y pensar, no es tan mala idea a largo plazo.

Seguramente lo único que necesito es que llegue la primavera, y poder tomar el sol, y librarme de chubasqueros, ropa térmica y demás parafernalia invernal.

  

¿Shopaholic?

 En días como hoy, tengo la impresión de que tengo un problema con las compras online, pero es que se me han juntado todos los pedidos en una tarde. Lo gracioso es que los playeros me han lelgado por DHL, la camiseta por Seur y el libro por Correos. 

 
No me diréis que mi nueva camiseta de MdeMona no es, (valga la redundancia) ¡moníiiiisima! Ademas el packaging está increíblemente cuidado. ¡Se merecen un 10! 

La libreta Moleskine, me la ha regalado el italiano que tengo de visita. Está claro, con 65años… ¡Me adora! Tengo que buscarme un anciano millonario, ¡es evidente!
Y ya tengo ganas de estrenar mis nuevas Sportiva, últimamente no hago más que comprar playeros, como hemos cambiado, si señor.

23-F

Hoy 23F, hace 35 años del golpe de Estado de Tejero (entre otras cosas). Como es cierto que,  si algo aprendí en la EFI es a no hablar de política, religión, ni fútbol, pues me voy a saltar ese tema, y voy a otros más interesantes (jejeje).

El blog cumple… ¡dos meses! y por tanto a mi me quedan solo 10 meses para cumplir todos los objetivos…

GatitoRisa_800

Este mes solo he cumplido un objetivo, el de probar algo que nunca hubiera comido antes, pero sigo entrenando a tope para correr una maratón de montaña, no me he liado con ningún ex (para alivio de Raquel) y mi lista de libros leídos, sigue creciendo. Este mes me he leído estos cuatro:

Y me estoy acabando “El regreso del catón” pero ya lo meteré en la lista para el mes de marzo :):)

Además, como he estado de vacaciones en Noruega, he conseguido alguna cosa que no estaba ni en la lista, pero… ¡que también cuenta!

Fin de semana correndero

Ayer fuimos al reconocimiento de la carrera 27kangas (que tiene 30k) para conocer la carrera (algunos más que otros), y la verdad que este tipo de entrenamientos, cada vez me parecen más desorganizados, y no se como no se pierde la mitad de la gente. Supongo que como decía mi primo, fuimos al estilo indio, siguiendo las huellas previas (un drama). 

  

Pero oye, eso no quita para que lo pasasemos pipa, y os pueda enseñar, que Pablo también combina ¡¡¡colores imposibles!!! Ojito, mochila naranja con el resto del conjunto, y esas mallas azules con pantorrilleras… Mother of the beautiful love!!! 
  
Yo iba mucho más combinada, donde va a parar.  

 
Hacía tiempo que no salíamos los 3 juntos, y la verdad que nos reímos un rato. 

Además el viernes aproveché a salir al monte con unos compis de la oficina, y pese a mis dudas sobre el ritmo, lo pasé genial, y bajamos por sitios como este… 

  
Es verdad que últimamente ando algo cansada, pero la verdad, en qué momento de mi vida “anterior” iba yo a acabar en sitios tan tan chulos… ☺️

Otra cosa. No quedan paisanos. ¿Quién es la única que sube en manga corta? Ok, hay uno que sube en pantalones cortos 😁😁

 

Eventos TEDx

Hace años que descubrí las charlas TED. No recuerdo cuando, pero juraría que en los últimos años de carrera me tropecé con alguna de las TED Talks, y desde entonces, siempre he querido asistir. Igual si ahorro antes de los 40, puedo pagarme la entrada para el evento de Vancouver (who knows). 

Cuando por fin se materializaron en Asturias, yo estaba viviendo en Cardiff, aunque seguí el primer TedxGijón vía web. 

Así que la primera vez que asistí a uno, fue al primer TedxOviedoUniversity, en 2014. Una de las charlas que más recuerdo de aquel día fue esta. 

Creo que la analogía que hace es muy buena, y de hecho, se me quedó grabada por eso. (No cuento más que destripo el misterio). Además aquí me tenéis con Juan Granados, la primera persona que llego al Polo Sur en bici, y además asturiano.  

 
Unos meses más tarde, asistí al TedxGijón de 2014, con mi amigo Santi y con Fredi como organizador de uno de los talleres. 

  
 Si tengo que elegir una charla de las de aquel año, me quedo con la de Raquel Sanchez sobre la pereza. ¿Y si la pereza es el indicador de que algo no nos hace feliz? 

 http://youtu.be/nanmDCTrFNg

Al TedxGijón 2015 fui con Patri y Pablo, y decubrí todos los problemas del aceite de palma, y todavía un año despues, sigo buscando en los botes si lo contiene para elegir otra marca.

Además, nos apuntamos a un taller de lightpainting, y anda que no nos quedó chula la foto.

  

 
Así que siendo ayer el TedxGijón 2016, no podía quedarme sin asistir. Además de los reencuentros, aprendí lo que es un Calambur, como podemos hacer feliz a alguien cercano con pequeños gestos, y muchísimas otras cosas interesantes. ¡Aquí me tenéis mientras me escaneaban en 3D!
  
Os animo a asistir a cualquiera de estos eventos. De hecho, el próximo TedxOviedoUniversity será el 12 de marzo… Así que ¡apúntate!