Faro del Caballo, Santoña

No hace mucho, en los típicos anuncios de Fb me salió un anuncio de alguna web de viajes que hablaba sobre sitios a visitar en España que son poco conocidos. 

Y entre ellos estaba el Faro del Caballo, en Santoña, del que no había oído hablar nunca. Y no entiendo por qué. 


Para llegar allí solo hay que seguir un PR por una pista que va al lado del mar, hasta llegar a un bosque de cuento.


Hay momentos en los que dudas si aparecerá por allí Frodo Bolsón a contarte una historia sobre un anillo mientras los árboles caminan solos.

Pero claro, como todo tesoro escondido, tiene su truco. Para llegar allí hay que bajar unos 700 escalones encajados en la piedra.


Hay un cable metálico que te da un mínimo de seguridad, aunque hay que decir que acojona.


Así que bajas y bajas y bajas, hasta que te encuentras con el faro (que en sí no tiene nada de especial), pero las vistas son impresionantes.


Incluso hay escaleras para bajar a darte un chapuzón en el Cantábrico, al menos si vas un día que haga calor. 

Eso sí, recuerda que todo lo que bajes, luego lo tienes que subir. No está mal como entreno. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s