Cuando los 16 eran la edad a llegar

En su momento se me pasó publicarlo por el lío navideño pero el otro día colgué por fin en casa un cuadro que me regalaron en mi cumple y me acordé que es digno de enseñar. 
No me preguntéis por qué, porque no sabría explicarlo, pero en mis años de instituro se llevaba escribirte cartas, no notas, no, cartas, empezabas escribiéndote con amigas con las que te pasabas todo el día y acababas escribiéndote con cualquiera (chicos que te gustaban, chicos que no te gustaban, gente de otros institutos, novios, amigos…). Siempre le debías una carta a alguien. 

No os creáis que es coña, en casa de mis padres tengo cientos de cartas de aquella época… es absurdo guardarlas, lo se, pero 15 años después, aún no he tenido nunca la intención de tirarlas. 

Así que imaginad mi cara cuando una de esas cartas aparece ante mí enmarcada. Era de cuando Amanda cumplió los ¡16! La edad con la que por fin ¡podías entrar en la Real! La edad que nos hacía sentirnos y creernos mayores ( 😦 )


No sé si se ve, pero le decía que hacía casi año y medio que nos conocíamos, y que eso era mucho tiempo. 14 años después, me ha devuelto la carta para volver a sentirme una quinceañera cada vez que la miro. 

Me voy con mi ropa PHO hasta el Tic. Ya nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s