Primeras veces (fuera de lista): Año 2016

La idea de los 30 objetivos surgió como plan para este 2016, para intentar salir de mi zona de confort y probar a hacer cosas que no había hecho antes. La lista, la confeccionamos unas semanas antes el Comité de sabios y yo, pero he aquí otra lista, que demuestra que nos quedamos cortos con nuestras ideas, ¿qué no? 

Esta es la lista de cosas que sin estar pensadas ni organizadas, hice por primera vez en mi vida. 

  • Ir a un fisio. 

Si señores, absurdamente, haber sido más vaga que un gato gordo, hizo que nunca necesitase pisar un fisio. Este año ya me resarcí, y tal. 

  • Correr en una cinta de un gym.

He tenido la desgracia de conocer ese aparato del infierno. ¿Por quéeee? Correr encima es soporífero y cuando te bajas parece que llevas 10horas de fiesta alcohólica… (que si, que hay que bajar el ritmo poco a poco y esas cosas). Pero en serio, es horrible. Ciertamente útil esas temporadas que no para de llover en Asturias, pero ¡uno de mis peores enemigos!

  • Federarme en un deporte (licencia de montaña).

Lo mismo. No haber practicado ningún deporte tiene sus ventajas… cómo es, no tener que pagar una licencia anual. Espero al menos, no tener que usarla. 

  • Caminar sobre un lago helado.

Ocurrió en Oslo en Febrero. Os diría que no da cosica… y os mentiría. Creo que todos hemos visto demasiadas películas en las que te imaginas como puede acabar el tema, si la placa de hielo se rompe. 

  • Ver saltos de ski

Es el deporte más resacosil y de siesta (tras el ciclismo) que existe. ¿Quién no se ha pasado un 1 de enero de resaca y como un zombi viendo saltos de ski en la 2, durante horas? En persona impresiona muchísimo, y por cierto, una de las novelas de Harry Hole, discurre en esa pista de saltos de ski en la que estoy, en Holmenkollen. Es un símbolo de la ciudad, y ¡merece la pena acercarse!

  • Prueba de esfuerzo.

Era obligatoria para correr Traveserina, y para saber los umbrales máximo y mínimo de mi cuerpo, así como para asegurarme que no la voy a espichar corriendo… 

  • Ver Marte desde un telescopio. 

Sería junio y era una noche muy despejada, incluso con la contaminación lumínica de Gijón, pudimos verlo. Eso sí, después de ver Interestelar, ya nada parece lo mismo. Y sí se me cae un libro en casa, ¡miraré detrás sin dudar!

  • Hacerme un esguince. 

Es verdad que hacerse un esguince no es intrínseco a hacer deporte, no sería la primera que se hace un esguince en estado de ebriedad, ejem ejem. Pero en mi caso, nunca me había pasado hasta este verano, que una mala pisada bajando azotada por un prao… 

  • Corregir una falta de ortografía a Raquel.

La reina de la ortografía también se equivoca, y ahí estaba yo para corregirla… 😀

    • Abandonar en una carrera

    No todo iba a ser bonito. En Somiedo fui poco preparada y mentalizada y acabé abandonando a la mitad. Todavía hoy tengo esa espinita clavada, pero ¡me resarciré!

    • Leer en una boda

    Este año tuve dos bodas y en las dos me tocó leer. En la de mi hermano un texto bíblico y en la de Raquel me lancé con algo propio. Queridos amigos, si me invitáis a vuestras bodas, no esperéis nada más que me lea las etiquetas de las botellas. Demasiados nervios, y ¡no era yo la que se casaba!

    • Entrar en el Grupo Covadonga.

    Soy de Oviedo, así que siempre me he preguntado qué había y qué sucedía en el Centro Asturiano, ya que no podía entrar. Al final, Fredi me llevó un día de verano y me sentí un poco decepcionada, porque era un sitio normal. 

    Así que desde que vivo en Gijón, me ha corroído la intriga por saber qué hay en el Grupo Covadonga, para tener tantos controles de acceso, y una lista de espera tan grande. Gracias a la Media de Gijón y al lío reinante, Luigi Land consiguió que me dejaran cruzar por dentro sin ser socia. Por fin pude echar un vistazo a las instalaciones, y es mas grande de lo que pensaba, aunque de nuevo, no sé, quizás me esperaba a la Reina Sofía tomando el té, no sé algo con más (rancio) abolengo… tengo intención de volver a entrar y cotillear en detenimiento.

    • Ganar una carrera.

    Esta última nos pilló a todos por sorpresa, pero que bien lo pasamos. Clara,¡hay que repetir!

    Seguramente alguna cosa más se me olvidará, pero en general, ¡es un gran resumen!

    Y tu…? ¿Sabrías decirme cuántas cosas que nunca habías hecho has hecho este año? 

       

      Anuncios

      2 comentarios en “Primeras veces (fuera de lista): Año 2016

      1. Nada más lejos de mi intención por dios!!! 😉 Creo que somos de una generación que lucha por lo que quiere y que intenta conseguirlo como sea. Yo no me atrevería a lanzar algo por mi cuenta, y mírate a ti, toda una empresaria… y qué decir del pequeño Nicolás!! (lo siento, chiste fácil, lo se) ya es todo un hombrecito y seguro que llegará a ser un gran hombre con esa madraza que tiene!

        Abrazos y besos desde Asturias

        y felices fiestas familia!!

        Me gusta

      Responder

      Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

      Logo de WordPress.com

      Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

      Imagen de Twitter

      Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

      Foto de Facebook

      Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

      Google+ photo

      Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

      Conectando a %s