27Kangas Mountain

Creo que puedo decir que pocas veces he sufrido tanto para conseguir algo, como esta medalla de finisher.  
  
Empiezas una carrera bajo el diluvio, con una previsión de que continúe durante todo el recorrido y con un frío de mil demonios. El día perfecto. 

Hemos corrido 30km en un barrizal y hasta la nieve hizo acto de presencia. Yo solo pensaba que quería esa medalla. Ha habido mil anécdotas, y desde luego pese al sufrimiento la hemos disfrutado y nos hemos reído muchísimo. No creo que me levante en una semana, pero que nos quiten lo bailao. 

Mención especial a Pablo, que me ha acompañado toda la carrera, y encima me ha hecho de aguador. Aquí queda reflejado el momento descojone al entrar en meta. Mañana más… Y más agujetas.

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s