Una carbayona en Gijón

Últimamente la gente se mete mucho conmigo por ser una ovetense viviendo en Gijón. Tanto de los de un lado como los de otro. Desde el punto de vista de alguien para quien el fútbol no significa nada, me parece bastante absurdo el pique que hay siempre.

Son dos ciudades totalmente diferentes, y no podría decir cuál me gusta más. Aunque mis razones para mudarme inicialmente, eran puramente laborales (vamos, que madrugo menos si vivo en la misma ciudad en la que está mi oficina), admito que ahora mismo tengo mi vida en Gijón, y volver a Oviedo no lo veo ni como una opción. Lo bueno de tener allí a mis padres, es que siempre tengo una casa donde quedarme si es que quiero salir de fiesta.

Soy de las que cree que comparar una ciudad con mar a una sin él, es injusto. Y desde luego no es posible copiarlo… ¿Quién no recuerda cuando Gabino quería montar una playa en el Parque de Invierno? Pues en el Rincón del Jubilado… ¡Quedan pruebas físicas de aquello! (Otra de mis herencias).

  
Ahora, con esto de correr y entrenar, me toca madrugar más de una vez, y claro te encuentras amaneceres como este.

  
O estos atardeceres bajando para casa… Y al menos yo, pienso… No me mudo ni loca. ☺️☺️

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s