Cambios radicales

Al empezar con la lista y el blog, parecía evidente que el tema a tratar debía ser mi cambio físico en los dos últimos años, de hecho teníamos un título “From zero to hero” (robado de Hércules, sí), pero creo que en realidad, nadie se lo habría leído, y quién sabe, igual más adelante me lanzo. Pero aunque el blog no vaya sobre eso, me apetecía escribir una entrada sobre el tema.

Parece que todos en estas fechas nos marcamos un montón de propósitos para el comienzo del año (unos 30, por ejemplo). Creo que es algo muy útil, si de verdad estás dispuesto a cumplir los que te marques, pero hay que tener en cuenta el esfuerzo que va a requerir su consecución…

En 2014, sin planearlo como propósito de Año Nuevo, sino más bien una decisión que tomé allá por marzo, decidí que quería ponerme a dieta.

Hay que entender un par de cosas. Por un lado, que yo estaba gordita, pero era una gordita feliz, y nunca estuve acomplejada por ello. Y por otro, que mi problema es que comía como una niña pequeña, es decir, comía solo lo que me gustaba, y nunca probaba nada nuevo.

Pero distintas situaciones, (que darían para otro post, pero no merecen la pena) me hicieron pensar que, quizás, era el momento de plantearme si quería seguir siendo la chica gordita que era. Con esto quiero decir, que si encuentras las razones que te lleven a querer cambiar (las que sean, eso da igual), ya tienes un gran trecho ganado. A partir de ahí solo necesitas estar convencida de que puedes lograrlo, y bueno, sí, algo de fuerza de voluntad.

En mi caso, no quería lanzarme a ninguna dieta milagro, ni a ninguna locura de esas que se ven por internet, así que me apunte a una nutricionista conocida de Gijón, (y recomendada por mi amigo Pablo) y simplemente seguí sus pautas.

¿Fue fácil? Ni mucho menos. Para mí fue un cambio radical, ya que además me cambié de trabajo a la par que empezaba la dieta. Aclaro esto, porque mucha gente que estuvo conmigo entonces, cree que me resultó sencillo, pero para nada. Creo que tenía claro mi objetivo, por lo que no me pasé meses quejándome (Solo pensaba hacer dieta una vez en la vida, eso sí que lo tenía clarísimo).

A partir de ahí… cambié de mentalidad. De hecho, cuando había acabado con la dieta, empecé a correr. Y ahora estoy intentando correr varias maratones de montaña, entre otras cosas.

Lo que quiero decir es que, obviamente, no es sencillo romper tus propios límites, requiere mucho esfuerzo y ganas de conseguir algo, pero creo que con fuerza de voluntad… si quieres, puedes. Y si consigues evitar las excusas, (porque siempre las hay para no hacer algo), puedes conseguir aquello que te propongas.

Releyendo lo escrito… parezco un anuncio de Nike o Adidas… jajaja Solo me arrepiento de no haber sacado fotos de todo el proceso, de cómo era antes de empezar la dieta, y cuál fue el resultado. Y ya que sé que a todo el mundo le intriga… Adelgace (en total) unos 25kg.

Y como no podía ser de otra forma… un par de fotos. (Sí, Pablo sí, esta foto ¡¡no podía faltar!!).

Octubre 2009

Imagen 048.jpg

Diciembre 2015

IMG_4943.JPG

Anuncios

6 comentarios en “Cambios radicales

  1. Por Dios, ¡alinea el texto de tu blog a la izquierda! Enhorabuena compañera. Hablas de cambios radicales, pero yo doy gracias que tu sentido del humor y tu risa no tenga ningún tipo de cambio. 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Jajajaj me gusta mucho más justificado, pero wordpress no lo permite, y a la izda… no me convence! xD pero me lo pienso para los siguientes posts! xDD (Para alguien que opina, que menos que tener en cuenta los comentarios jaajajaj) Feliz año Irene!!! besossss

    Me gusta

  3. Me enorgullece ser parte de ese gran cambio, aunque sea en una mínima parte, cualquiera te podía haber dado el teléfono, pero fui yo. El mismo que te ha arrastrado unas cuantas docenas de veces por las madrugadas frías y lluviosas de Gijón, a horas que antes no creías que había vida en la calle. El mismo que ha subido detrás de ti unas cuantas cumbres, mientras que pensaba: “hay que joderse, quien la ha visto y quien la ve”.
    Pues si, mucho ha cambiado Ana B., o no, quizás no ha cambiado tanto, ha perdido kilos, ha florecido su espíritu competitivo, pero sigue siendo la misma, quizás somos los demás la que la miramos de otra manera?.Es hipócrita, injusto y muchas más cosas, pero entre la primera foto y la segunda hay dos personas diferentes a simple vista, pero en realidad son una sola, Ana B.
    Como bien has dicho, quien se imaginaría que la primera chica iba a correr maratones 2 años más tarde? yo no.
    Cúal será el siguiente reto que nos deparará el futuro?

    Le gusta a 1 persona

  4. ¡¡Muchas gracias chicos!! Yo creo q sigo siendo la misma… Aunque ligeramente más competitiva, eso sí.
    Gracias por estar durante todo el proceso aguantandome, tanto en la dieta, como en mi nueva vena de corremontes!! 😘😘😘
    ¿Qué haremos en 2016? Estoy deseando comprobarlo!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s